Los habrían ultimado por negarse a dejar sus tierras y favorecer a inversionistas en monocultivos

Mientras las portadas de los periódicos y los canales de televisión vivían la resaca del triunfo deportivo ante Ecuador, una trágica noticia comenzaba a difundirse entre conservacionistas, líderes comunales y la población ucayalina.

MAS NOTICIAS AMPEANAS: AMPA preside comisión de medio ambiente del Consejo de Coordinación Regional de San Martín

Seis agricultores fueron asesinados en el distrito de Nueva Requena, Pucallpa, el pasado 1 de setiembre, por negarse a dejar sus terrenos y ceder a la presión de inversionistas en monocultivos, según informaron fuentes de Santa Clara de Uchunya.

Sólo portales regionales tuvieron esta desgracia en sus portadas, crímenes que han provocado una rotunda protesta de quienes estamos inmersos en la conservación y apoyamos a los guardianes de los bosques en pie.

Desde AMPA exigimos a las autoridades competentes, una rauda investigación y la pronta captura de los autores intelectuales y materiales de estos crímenes que no pueden quedar impunes.

El Ministerio Público tiene que investigar con celeridad esta matanza de productores. Foto: La Gaceta Ucayalina

Sobre todo porque, según informan medios ucayalinos, detrás de este ajusticiamiento (los campesinos recibieron tiros en la cabeza), habrían intereses empresariales que promueven la siembra intensiva de arroz, palma y cacao en el caserío Bajo Rayal,

Un antecedente que contribuye a esta hipótesis es el ocurrido unas semanas atrás cuando unos 150 desconocidos encabezados por Henry Lizana y Juanito Vallejos -según La Gaceta Ucayalina- pretendieron desalojar sin éxito a los fallecidos.

Al respecto, los líderes de las comunidades indígenas exigieron a la Dirección Regional de Agricultura que cumpla con la demarcación territorial para salvaguardar los bosques primarios del monocultivo. Una realidad contra la que lucharon los hoy mártires de Requena.

Este fatídico suceso se suma al asesinato de otros defensores de la tierra como Edwin Chota Valera, asháninka ultimado por madereros ilegales el 2014. Desde AMPA renovamos el llamado a una pronta investigación e invocamos a la sociedad civil a estar vigilantes.

Los fallecidos fueron identificados como Elías Gamonal Mozombite (31), Jorge Calderón Campos (33), Orlando Burillo Mendoza (53), naturales de Juanjuí. Feliciano Córdova Abad (71) y sus hijos Alcides Córdova López (37) y José Edil Córdova López de (41), son oriundos de Picota.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*