Todo va quedando listo para que la microcuenca Batán, ubicada en la concesión para conservación Bosque de Maná Hermoso, cuente con un estudio hídrico y podamos conocer sus características físicas y geomorfológicas y se pueda analizar la información hidrometeorológica y la escorrentía (agua de lluvia) en la zona.

MÁS NOTAS AMPEANAS: El gran mirador de Juningue pasa otra prueba

Además, el estudio permitirá conocer el comportamiento de la demanda hídrica de la microcuenca. Para ello se complementa la información con mapas georreferenciados de los resultados e información de campo, material que es proporcionado por el área encargada del sistema de información geográfica de Amazónicos por la Amazonía (Ampa).

Pero para que todo eso suceda era necesario dar el primer paso y eso, felizmente, ya ha ocurrido. Se logró instalar un pluviómetro a la altura de la bocatoma del río Batán, en las inmediaciones de la concesión Maná Hermoso. Cabe mencionar que el instrumento sirve para medir la cantidad de lluvia que cae en un lugar y el agua que recoge se mide en litros o milímetros por metro cuadrado.

Como parte de la dinámica y actividad que contó con el apoyo de Andes Amazon Fund, algunos miembros de la Asociación de Conservación Bosques de Maná Hermoso (Acobmah) fueron capacitados en la recopilación de información del pluviómetro y en el mantenimiento del valioso equipo.

Esta actividad forma parte del Mecanismo de Retribución por Servicios Ecosistémicos (Merese) de la Microcuenca Batán y, tanto contribuyentes como retribuyentes, están a la expectativa de conocer en julio los resultados del caudal de la microcuenca, pues este se ha visto afectado en los últimos años por la disminución de bosques a causa de la tala ilegal y la ganadería.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*