Cuando una comunidad decide asumir el rol de guardianes del bosque, se compromete a cuidar su territorio frente a todas las amenazas. Este compromiso por proteger los bosques implica constantes actividades de control y vigilancia luchando contra la deforestación. El equipo de Amazónicos por la Amazonía – AMPA brinda apoyo técnico y legal a los defensores de la Amazonía en su combate para conservar la vida. Se vienen fortaleciendo las capacidades de los miembros de las asociaciones en el sistema de control y vigilancia, a través de la verificación de alertas tempranas de deforestación proporcionadas por la plataforma Global Forest Watch (GFW). AMPA capacita a los guardianes en manejo de drones: el acceso a este tipo de tecnología y herramientas de monitoreo permite ahorrar horas de caminata en búsqueda de zonas deforestadas y ayuda en la toma de acciones más oportunas frente a siniestros, mejorando notablemente la gestión de sus áreas.

Los 12, 13 y 15 de noviembre, el equipo realizó talleres y verificaciones de alertas de deforestación en las concesiones para conservación El Quinillal, Chuacullo y Valle del Biavo. Estas actividades se enmarcan en un trabajo conjunto de monitoreo de la pérdida de cobertura boscosa al nivel de red de conservación voluntaria y comunal de la Región San Martín, conformada por 35 concesiones para conservación. Todas las verificaciones fueron reforzadas por sobrevuelos con drones que facilitan la georreferenciación y permiten evaluar a mayor detalle las superficies afectadas.

El día 15 de noviembre, AMPA apoyó en las actividades de control y vigilancia a la Asociación de Protección Ambiental del Bosque el Quinillal – APABOQUI, que vienen salvaguardando 10557.07 hectáreas de los bosques secos tropicales del Huallaga en la concesión para conservación El Quinillal, ubicada en distrito de Bajo Biavo y Picota de la provincia de Bellavista y Picota, Región San Martín. Para esta actividad, se contó con el acompañamiento de la Ronda Campesina del centro poblado de Nuevo Lima, que reafirmó su compromiso en acompañar la labor de la APABOQUI. Se verificaron un total de 15 alertas de pérdida de cobertura boscosa en la CC. El Quinillal, en cuatro sectores (03 en Ubuico, 05 en la cumbre, 04 en Nuevo Control y 03 en Huascasapa). El cambio de uso de suelos se debe a actividades agrícolas: cultivo de maíz y sacha inchi.

El martes 13 de noviembre, se realizó un patrullaje en conjunto con la Asociación de Productores Apícolas del Valle del Biavo (APAVB) en la concesión para conservación Chuacullo, ubicada en los distritos de Alto y Bajo Biavo, en la provincia de Bellavista. La concesión cuenta con una superficie de 1925.23 hectáreas. Se monitorearon áreas ocupadas por posesionarios desde antes del otorgamiento de la concesión, con los cuales la APAVAB tiene acuerdos de conservación para el apoyo enlas labores de control y vigilancia y la limitación de su frontera agrícola. En el sector kilómetro 18, se constató que la cobertura boscosa no ha sufrido cambios y que las áreas agrícolas se han mantenido. En los kilómetros 12 al 14, se verificaron 04 zonas de extracción de madera ilegal y una zona de deforestación de bosque secundario (purmas de aproximadamente 3 años de recuperación), así como una trocha carrozable de 300 metros de longitud y 2.5 metros de ancho. Fue habilitada por los madereros dentro de la concesión para extraer madera aserrada de las especies  quinilla y manchinga, muy utilizadas para la construcción por las poblaciones locales. Como resultado de este trabajo en conjunto, los custodios forestales de la APAVB, acreditados por la Autoridad Regional Ambiental – ARA, procedieron a custodiar la madera encontrada e incautar los materiales y herramientas usadas para la ilegal actividad. En base a la información recaudada en este patrullaje, el presidente de la asociación le alcanzará un informe a la ARA del Gobierno Regional de San Martín a fin de que tomen las medidas correctivas correspondientes.

El miércoles 14 de noviembre se realizó un patrullaje con la Asociación de Asociación de Conservación de Protección Ecológica Valle del Biavo (ACPEVB) en la concesión para conservación Valle del Biavo, ubicada en el distrito de Bajo Biavo, en la provincia de Bellavista. La concesión cuenta con una superficie de 6687.05 hectáreas. Se efectuaron sobrevuelos con drones sobre dos sectores identificados por la ACPEVB como críticos por las constantes amenazas que tienen con invasores, cazadores y taladores ilegales. En el primer sector conocido como Pacasmayo, se pudo constatar que en las áreas que fueron deforestadas ilegalmente años atrás para el cultivo de maíz, la cobertura boscosa viene recuperándose de manera natural, y que los bosques de este sector no han sufrido cambios en los dos últimos años. Esto se logró gracias a alianzas con las rondas campesinas del sector, quienes apoyan a la asociación en las labores de control y vigilancia. En el segundo sector llamado Vainilla, se verificaron 05 alertas de deforestación. Los datos recogidos por el equipo serán consignados en el informe de patrullaje que el representante de la asociación presentará a las autoridades competentes.

 

NOTA: El trabajo de AMPA con estas concesiones es posible gracias al apoyo de Andes Amazon Fund.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*