Buenas nuevas para la región. Los guardianes de las concesiones para conservación Shitariyacu y Tres Quebradas, en las comunidades Ricardo Palma y Bagazán, respectivamente, fueron fortalecidos esta semana en sus emprendimientos de aprovechamiento de mucílago y miel de cacao.

MAS NOTAS AMPEANAS: Se viene la concesión Chullachaqui – Renacal de Santa Elena

Un equipo multidisciplinario de Amazónicos por la Amazonía (AMPA) visitó sus comunidades ubicadas en el distrito de Pachiza y les entregó una serie de equipos y materiales para la construcción e implementación de su planta de aprovechamiento integral de cacao; sin embargo, esto es sólo el principio de un gran sueño que busca replicar experiencias exitosas como la del procesamiento del coco del Consorcio CocoBosque. El camino no es sencillo, pero ellos ya están dando los primeros pasos.

Y es que el cacao está comenzando a ser aprovechado al 100% por nuestros productores. Antes sólo era valorado por sus granos para la obtención del chocolate, pero ahora le están sacando, literalmente, el jugo.  Extraen su néctar o mucílago para elaborar miel de cacao y toda clase de bebidas con una creciente demanda en el mercado. Gracias al consumo de este líquido exquisito, los productores amazónicos están aprendiendo a aprovechar integralmente el fruto y contribuyen, de paso, con la innovación de la cocina amazónica.

Se trata de una propuesta que permitirá generar ingresos extras a los productores que manejan estas concesiones para conservación, asegurando de esa manera la sostenibilidad financiera de sus áreas y autofinanciando actividades de control y vigilancia de los bosques, espacios naturales que brindan beneficios y protegen fuentes de agua para consumo y riego.

El equipo de Economías Verdes de AMPA estuvo integrado por la ingeniera Betzabeth Chávez y los especialistas Jean Pierre Zamora y Pedro Jiménez. Ellos fueron quienes entregaron los materiales para el futuro centro de procesamiento, tales como una congeladora, bolsas de cemento, clavos, balanzas, termómetros, guantes, gorros y mascarillas. Cabe recordar que nada de esto sería posible sin el apoyo económico de nuestro cooperante MacArthur Foundation.

 

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*