Con las flamantes concesiones de Maquisapa y Sangapillal, el territorio regional protegido por la sociedad civil ya alcanza el 11%

Buena noticia por partida doble. Tras meses de gestión ante el Gobierno Regional de San Martín, esta semana la Autoridad Regional Ambiental (ARA), mediante su gerente, Rafael Rengifo y el director ejecutivo de recursos naturales y conservación, Rafael Linares, entregó los contratos de las esperadísimas concesiones para conservación: Maquisapa y El Sangapillal.

MAS NOTAS AMPEANAS: Concesión para Conservación Alto Huayabamba: Paisaje Sostenible

La primera de ellas se encuentra en el distrito de Huicungo, provincia de Mariscal Cáceres, y su extensión es de más de 7 mil hectáreas de yungas de la cuenca del Huayabamba, dentro de la Reserva de Biósfera Gran Pajatén. La zona alberga una variada flora y fauna entre anfibios, aves y primates como el mono choro de cola amarilla, endémico y en peligro crítico de extinción. De otro lado, la concesión para conservación de Sangapillal se ubica en la provincia de Picota y abarca cerca de 500 hectáreas de relictos de bosque seco del Huallaga central.

Una forma de contrinuir a la conservación desde casa es cuidando el agua, no usando tecnopor, bolsas ni sorbetes.

Una forma de contribuir a la conservación desde casa es cuidando el agua, no usando tecnopor, bolsas ni sorbetes.

El gerente del ARA, Rafael Rengifo, recordó la importancia que tienen las concesiones para conservación en el trabajo diario contra la deforestación. Al respecto, precisó que gracias a este tipo de iniciativas de la sociedad civil se ha logrado reducir la pérdida de bosques en casi 3% en toda la región.

En ese sentido, Karina Pinasco, directora de Amazónicos por la Amazonía (AMPA) apuntó que ahora son 33 las concesiones para conservación otorgadas en San Martín, lo que representa que el 11% de la región está cuidada por la sociedad civil organizada.

El dato:

Las flamantes concesiones tomaron como ejemplo el trabajo desarrollado en las concesiones que conforman CocoBosque y que hace poco inauguraron su planta de procesamiento integral de coco.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*