Bolívar, la encantadora ciudad liberteña, realizó la segunda edición de “Hazla por tu río”

Palabra cumplida. Hace unas semanas, cuando el equipo de Amazónicos por la Amazonía (AMPA) estuvo en Bolívar dictando un taller sobre delitos ambientales, se cuajó la ocasión propicia para sellar un pacto que esta semana se cumplió por todo lo alto. Policías, funcionarios municipales, agricultores, profesionales, conservacionistas, ingenieros, madereros y profesores se comprometieron a realizar juntos una campaña de sensibilización sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente. Y vaya que se cumplió con lo prometido.

MÁS NOTAS AMPEANAS: Guardianes del bosque amazónico consolidan su cooperativa

Y es que, como parte de las actividades por la celebración del aniversario de la creación política de la provincia de Bolívar, el 17 de noviembre se ejecutó por segunda vez la campaña “Hazla por tu río”. Esta jornada de limpieza tuvo como foco la quebrada Ichis, la cual soporta la contaminación por la culpa de algunos malos vecinos que arrojan desperdicios y, sobre todo, empaques de plástico.

La actividad congregó a diversas instituciones como la Municipalidad Provincial de Bolívar, Hospital Provincial de Bolívar, Agencia Agraria Bolívar, Instituto Superior Tecnológico Público Bolívar, colegio San Francisco de Asís, colegio San Salvador, escuela primaria Nuestra Señora de Fátima, personal de AMPA y población en general.

El objetivo fue llamar a la atención del mal estado de las principales quebradas que cruzan el distrito y que, año tras año son vulneradas por la irresponsabilidad e ignorancia de algunos pobladores. Por eso, la jornada inició con un pasacalle donde todos arengaron por un Bolívar limpio y saludable. Un gran contingente de vecinos recorrió las principales calles del distrito manifestando su firme voluntad de luchar por un pueblo limpio y saludable para las futuras generaciones.

Pero la actividad no quedó solo en buenas intenciones. Una vez acabada la marcha, estudiantes del colegio San Francisco de Asís limpiaron la quebrada Ichus, la cual es constantemente contaminada ante la falta de sanciones concretas debido, en suma, a que los propios vecinos desconocían que se puede denunciar este tipo de atentados.

Lo bueno es que ese silencio cómplice pasará a mejor vida puesto que ya se viene difundiendo el manual donde se explica claramente qué son los delitos e infracciones ambientales, quién puede denunciar los abusos, las formas y formatos existentes, la autoridad competente ante la cual canalizar la denuncia y cómo encauzar el proceso.

La jornada fue a todas luces un éxito por el nivel de la convocatoria y lo socializado en beneficio de la naturaleza y la salud de los pobladores. Podemos decir que los jóvenes de Bolívar entregaron un regalo al demostrar que si todos están organizados se puede generar cambios positivos.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*