La Comunidad Nativa San Jorge se encuentra en el distrito de Nauta, provincia y departamento de Loreto, en la parte baja de la cuenca del Marañón, en la Zona de Amortiguamiento de la Reserva Nacional Pacaya Samiria. Pertenece al pueblo indígena Kukama – Kukamiria (o Cocama Cocamilla), y a la familia lingüística Tupi guaraní. Kukama significa “gente de fuerza” o “gente de allá”, y Kukamiria significa “Kukama de corazón”. Después de más de 3 años de mucha fuerza y corazón, acaba de ser reconocida a perpetuidad, Mediante Resolución Ministerial N° 172-2020-MINAM[1], el Área de Conservación Privada – ACP “Comunidad Nativa San Jorge del Río Marañón” con el objetivo de conservar 1060.86 hectáreas de bosques primarios y bosques húmedos tropicales en sus territorios ancestrales y salvaguardar la diversidad biológica del ecosistema y las quebradas que lo recorren, como la quebrada Sapira que drena sus aguas negras al río Marañon. Con este reconocimiento, en Loreto suman 29 ACPs y a nivel nacional ya son 142 ACP.

Desde su propia visión del mundo, los Kukama – Kukamiria tienen entre sus principios un profundo respeto por el bosque y por la naturaleza, pues son conscientes de que les proporciona a diario las condiciones necesarias para sobrevivir, y existe en la comunidad un sentimiento protector y de amor hacia el bosque y sus espíritus.

Desde el equipo de Amazónicos por la Amazonía – AMPA, que ha venido acompañando técnica y legalmente este proceso gracias al apoyo de Andes Amazon Fund, hacemos llegar nuestras felicitaciones a la comunidad por su empeño y compromiso en sacar adelante esta iniciativa. Con este reconocimiento, las guardianas y los guardianes de la Comunidad Nativa de San Jorge viene a sumar al trabajo de la Red de Conservación Amazónica de Loreto (RACOL) que resguarda aproximadamente 33,000 hectáreas de bosques en la región; y a la Red de Conservación Voluntaria y Comunal “Amazonía Que Late” que reúne redes de 6 regiones amazónicas y maneja más de 1,5 millones de hectáreas en el Perú desde la sociedad civil.

 

El área  abarca formaciones de colinas bajas pertenecientes a los bosques siempre verdes de la penillanura del Oeste de la Amazonia (Josse et al 2007). Cumple un rol muy importante en la vida local, proveyendo servicios ecosistémicos de incalculable valor. Los cuerpos de agua dentro del área, en época de creciente, representan una fuente de recursos hidrobiológicos característicos de este tipo de aguas. Existe una variedad de quebradas que recorren el área, con aguas típicamente negras, que mantienen el bienestar de la vida silvestre y garantizan el movimiento y distribución de nutrientes en el ecosistema. Conforman la microcuenca de la quebrada Sapira, tributaria del Marañón. La variedad de plantas medicinales que la comunidad puede hallar fácilmente en el bosque representa una verdadera despensa de medicina natural que es parte importante de su cultura y tradición, y un recurso vital en estas épocas de pandemia.

Los Kukama transmiten sus ideas, tradiciones, técnicas ancestrales y costumbres de una generación a otra y poco a poco buscan darlas a conocer al mundo; una forma de hacerlo es a través de su artesanía y manualidades, y son las madres artesanas de la comunidad quienes las plasman orgullosamente y ponen a disposición de los visitantes. Elaboran estas hermosas piezas con insumos del bosque trabajados de manera sostenible, uniendo con destreza el patrimonio natural y el patrimonio cultural que resguarda la comunidad.

Pero las mujeres de la comunidad no solo realizan hermosas artesanías que ponen en valor sus conocimientos ancestrales, sino que también han asumido roles de liderazgo en la comunidad. Es así que la Sra Sarela Huanuiri Ricopa, integrante de la junta directiva, nos cuenta: “Nos dicen que no sabemos nada, que somos para la cocina. Pero hoy en día todos tenemos los mismos derechos. Hay mujeres también que alzamos nuestra voz.” (Leer más en la nota: “Escucha la voz de las defensoras de Amazonía Que Late”)

El ACP San Jorge alberga una biodiversidad extraordinaria que ahora se encuentra a salvo en este territorio, a perpetuidad. En estos bosques viven el mono choro (Lagothrix lagothricha poeppigii) y el cotomono (Alouatta seniculus), ambos categorizados como especies vulnerables por el MINAGRI, y la huangana (Tayassu pecari), que se encuentra casi amenazada. Es un refugio para una gran variedad de reptiles y anfibios, entre ellos la lagartija Stenocercus fimbriatus casi amenazada, el sapo hualo (Leptodactylus pentadactylus) y el sapo crestado (Rhinella margaritifera) bajo el estado de preocupación menor según la UICN.

A través del conocimiento ancestral de la comunidad nativa San Jorge de la etnia Kukama-Kukamiria, se protegerán los usos tradicionales de la biodiversidad. En esta nueva ACP, la población se convierte en protagonistas de la conservación, con el firme compromiso de mantener sus bosques en pie.

[1] El predio de la comunidad se encuentra inscrito en la Partida Electrónica N° 11059713 del Registro de Propiedad Inmueble de la Oficina Registral Iquitos de la Zona Registral N° IV, sede Iquitos

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*