En la provincia de Huallaga de San Martín, que colinda con Amazonas, existe una asociación que produce un café orgánico de alta calidad y sabor único, actividad que representa un sustento clave para el trabajo voluntario de conservación que realiza el grupo de guardianes y guardianas del bosque. La Asociación de Productores Agropecuarios La Primavera (APALP) le pone alma, corazón y vida al cuidado de los 7,174 hectáreas de la Concesión para Conservación Jardines Ángel del Sol que alberga más de 12 especies raras, endémicas o en peligro de extinción como el colibrí Ángel del Sol Real, el oso de anteojos, el maquisapa, el orotongo, la sachavaca y el mono nocturno.

Por su altitud, clima, lluvias y temperaturas, la zona es ideal para producir un café de muy buena calidad. Las principales variedades cultivadas son la typica y la caturras, que ofrecen garantías de una alta calidad en taza. En el marco del proyecto “Biocorredor Jardines Angel del Sol”, la asociación Amazónicos por la Amazonía – AMPA viene brindando apoyo a la APALP: uno de los objetivos es  la implementación de 30 hectáreas de cultivo de café en sistemas agroforestales.

Junto con el equipo de AMPA, la asociación está aprendiendo a desarrollar biol, compost, y buenas prácticas agronómicas para la producción orgánica.  Al generar un café de una calidad cada vez mayor, esta asociación crece y también lo hace su capacidad de cuidar los bosques de Jardines Ángel del Sol.

https://diabetesfrees.com/self-isolating-when-you-have-diabetes/ Con el objetivo de aprender cómo estas buenas prácticas impactan la calidad del producto, Álvaro Prada, gerente de la Cooperativa de Servicios Múltiples Amazónica de Conservación Voluntaria y Comunal – Cooperamaz, realizó un taller con la APALP.

Los y las participantes realizaron pilado de pergamino e ingresaron muestras a un tostador de 100gr de capacidad. Expuestos a temperaturas que superan los 200 grados centígrados, los granos cambian de color a partir de 3 minutos y se retiran a partir de 8 minutos. Los granos tostados fueron molidos y pasaron a ser catados para definir las diferencias entre cada muestra. Los socios y socias de la APALP aprendieron cómo oler el café buscando notas de chocolate, bayas silvestres, caramelo y especies aromáticas antes de probarlo con detenimiento y atención.

Gracias a estos nuevos conocimientos, la APALP se está fortaleciendo para producir un café de alta calidad, con sabor a conservación.

Encuentra el café de Jardines Ángel del Sol, y muchos más productos que contribuyen con el sueño de una Amazonía sostenible, en el catálogo de Cooperamaz aquí.

NOTA: Esta actividad fue posible gracias al valioso apoyo de IUCN.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*