Cuidar nuestros bosques, en tiempos de pandemia más aún, significa cuidar nuestro futuro común como humanidad. En la aparición del COVID-19 cobra un papel crucial la destrucción de los ecosistemas por tratarse de una enfermedad zoonótica, por lo cuales fundamental cambiar de rumbo y de comportamientos, priorizando la conservación de los ecosistemas que son la base del resguardo de nuestros medios de vida. A continuación, presentamos un análisis de la situación en Perú y en la región San Martín en cuanto a pérdida de bosques, gracias a herramientas de monitoreo satelital brindadas por la plataforma Global Forest Watch.

Los datos de pérdida de bosques al 2019 publicados en la plataforma Global Forest Watch (GFW), reportan que los trópicos perdieron 11.9 millones de hectáreas, y alrededor de un tercio de estos eventos equivalente a 3.8 millones de hectáreas ocurrieron en bosques primarios tropicales húmedos.

Dentro de los 10 países tropicales que perdieron la mayor cantidad de bosques primarios al 2019, el Perú ocupa el quinto puesto con 162,000 hectáreas. Haciendo una comparación respecto al año 2018, ha escalado dos posiciones en el ranking y ha aumentado en +22,000 hectáreas la superficie de bosques primarios húmedos perdidos. Ver publicación original aquí.

Los datos de pérdida de cobertura forestal muestran que a nivel nacional se perdieron 231,000 hectáreas de bosques, +19,000 hectáreas que el 2018. La región San Martín ocupa el tercer lugar de las regiones amazónicas que más pérdida de cobertura forestal han registrado. Ver análisis aquí.

 

Haciendo frente a las amenazas, en San Martín la sociedad civil organizada protege aproximadamente 670,000 hectáreas de bosques. La Red de Conservación Voluntaria y Comunal de San Martín está conformada por 41 áreas iniciativas de conservación entre áreas de conservación privada y concesiones para conservación otorgadas a comunidades organizadas por 40 años renovables, cuyo objetivo principal es resguardar el patrimonio natural, forestal y de fauna silvestre de manera voluntaria.

Las iniciativas de de la Red de San Martín vienen resguardando y protegiendo un 12% del territorio regional, y han tenido un aporte considerable para evitar la deforestación de los bosques. Respecto al año 2018, han logrado reducir la pérdida de la cobertura forestal en un 44%, se registra para el 2019 una pérdida de bosques de 369 hectáreas. Ver análisis aquí

A nivel nacional, las concesiones para conservación forman parte de la Red Amazónica de Conservación Voluntaria y Comunal Amazonía Que Late, conformada por 137 iniciativas de conservación como concesiones forestales y áreas de conservación privada que resguardan el patrimonio forestal y de fauna silvestre de manera voluntaria, de más de 1.8 millones de hectáreas, sin generar gastos al Estado, significando un ahorro en el presupuesto público de aproximadamente 11.5 millones de soles anuales.

.

Más información:

NOTA: Este trabajo es poisble gracias al valioso auspicio de World Resources Institute & Global Forest Watch, y Andes Amazon Fund.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*