Como jóvenes, estamos dispuestos a todo tipo de batallas.”

En la región San Martin, las comunidades organizadas y asociaciones que forman parte de la Red de Conservación Voluntaria y Comunal han encontrado en la tecnología una manera de enfrentar los desafíos para conservar la biodiversidad, las fuentes de agua y los bosques. El uso de aplicativos móviles, plataforma de información en tiempo casi real y drones se han convertido en herramientas claves para hacerle frente a la creciente amenaza de la deforestación. La Red de Conservación Voluntaria y Comunal de San Martín viene protegiendo más de 670,000ha de bosques. La conforman 41 iniciativas de conservación, entre concesiones para conservación, concesiones para ecoturismo y áreas de conservación privada.

 

Franklin Panduro Zegarra se viene involucrando activamente desde el 2016 en la Asociación de Agricultores para la Protección de los Bosques Naturales del Gran Simacache, de la cual actualmente ocupa el cargo de presidente. Es uno de los guardianes de la concesión para conservación Gran Simacache, que protege 41 029.06 ha de bosques en los distritos de Saposoa (Huallaga) y Pachiza (Mariscal Cáceres).

 

 

 

 

Su entusiasmo y sus ganas de aprender y descubrir las ventajas del uso de herramientas tecnológicas lo llevaron a participar activamente de talleres y cursos de capacitación promovidos por la Red Amazonía Que Late, así como en los trabajos en campo para la verificación de alerta de deforestación en otras concesiones para conservación junto al equipo de monitoreo de AMPA. Poco a poco, logró generar capacidades en el manejo del aplicativo Forest Watcher, plataforma Global Forest Watch, GPS y drone; valiosas herramientas con las cuales monitorea la deforestación y puede iniciar acciones con las autoridades competentes para la atención a los delitos ambientales.

“Como monitor, empecé de cero. Me incorporé a la Red de conservación de San Martín como parte de la concesión para conservación Gran Simacache, y poco a poco fui aprendiendo muchas cosas, y estoy muy agradecido. Hoy en día sé volar drone, manejar GPS, el aplicativo Forest Watcher. Como jóvenes estamos dispuestos para cualquier tipo de batallas. Todo esto me ha motivado a ser monitor de la Red de conservación de San Martín. Hoy en día las autoridades están más con nosotros. Yo me siento feliz acompañándolos a ellos, voy ganando muchas experiencias”, nos cuenta Franklin.

Actualmente, Franklin es el monitor oficial de la red. Participa de las diligencias de constatación fiscal convocadas por la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental, brindando soporte técnico con sobrevuelos con drones y otros equipos tecnológicos, recopilando elementos de convicción y medios probatorios que contribuyan con las investigaciones del fiscal a cargo.

El aplicativo Forest Watcher nos hacía muchísima falta porque antes teníamos que ir calculando, tratando de investigar, pero con esta aplicación nos facilita muchas cosas. Te da la facilidad de recibir las alertas si hay deforestación, te llega una notificación a tu correo, y ves la alerta en el polígono de tu concesión. El drone también porque tiene un alcance de 7 kilómetros y tú puedes ver a distancia, te permite llegar al sitio desde la altura sin tener que caminar hasta el sitio, y puedes alcanzar a ver si hay deforestación.“

Hasta la fecha, participó de diligencias en las concesiones para conservación El Breo, Valle del Biavo, Chuacullo, Ojos de Agua, Ampinakuna Sacha, Gran Simacache y su zona de influencia. Pronto, Franklin será acreditado como piloto RPAS (drone) por la Dirección General de Aeronautica Civil del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Viene capacitando y contando su experiencia a los miembros de la red de conservación de San Martín.

“Les digo a mis amigos, compañeros concesionarios que anteriormente cuando nosotros empezamos, la conservación era una iniciativa. Pero ahora, viendo todo lo que está pasando en el mundo, es una necesidad. La conservación es tarea de todos, no solo de unas cuantas personas.

Si bien es un proyecto de largo plazo, quiero decirles que sigan así, con ese mismo ánimo, esa misma fuerza y no desmayen. Nosotros tenemos problemas en el área, amenazas de muerte casi semanalmente. No hacemos conservación para una, 10, 20 familias sino hacemos conservación para millones de personas en el mundo, no solamente en Perú. El oxígeno lo necesitan millones de personas en el mundo y creo que eso es lo que nos inspira, hacemos un trabajo de altruismo, nadie nos paga por conservar bosques.

Hay gente que no entiende de qué se trata y piensan que estamos locos. Al final de cuentas no valoran el trabajo que uno hace. Pero no desmayen, sigan aprendiendo, participen en los talleres y capacitaciones y vamos formándonos poco a poco.”

Escucha el testimonio completo de Franklin:

 

Desde AMPA, felicitamos de corazón el gran compromiso y trabajo de Franklin, y de las Guardianas y Guardianes de la Red de San Martín. En los frutos de su dedicación radica la promesa de un futuro mejor para nuestra Amazonía.

NOTA: Este trabajo conjunto es posible gracias al valioso apoyo de Andes Amazon Fund, World Resources Institute y Global Forest Watch.

 

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*