Integra Cacao es el sueño de mantener nuestros bosques en pie mientras mejoramos la calidad de vida de quienes asumieron el compromiso voluntario de cuidar el patrimonio natural del Perú; a través del aprovechamiento integral del fruto del cacao asociado a iniciativas de conservación voluntaria y comunal en San Martín.

En el marco del proyecto Integra Cacao, se realizaron talleres de capacitación teórica y práctica en buenas prácticas agrícolas y aplicación de técnicas de abonamiento y poda sincronizada en tres comunidades rurales, dirigidos a asociaciones titulares de concesiones para conservación.

Conoce más acerca del proyecto Integra Cacao

La Asociación de desarrollo sostenible y conservación Ricardo Palma, en la comunidad de Ricardo Palma, distrito de Pachiza, protege 1,591.53 hectáreas en la Concesión para Conservación Shitariyacu. La Asociación de Área de Protección y Conservación Las Tres Quebradas en el caserío de Bagazán, distrito de Pachiza, protege las 4,176.54 hectáreas de la Concesión para Conservación Las Tres Quebradas; y la Asociación de productores agropecuarios forestales de conservación Solopache en el caserío de Santa Inés, distrito de Huicungo, protege 7,060.85 hectáreas en la Concesión para Conservación Maquisapa.

Aprende más sobre los subproductos del cacao aquí

Las jornadas de capacitación iniciaron con el establecimiento de parcelas demostrativas en cada comunidad, donde se evaluó el estado de las parcelas, logrando realizar un diagnóstico integral de cada una de ellas. Asimismo, mediante materiales didácticos, se explicaron los fundamentos de la Técnica de Abonamiento y Poda Sincronizada (TAPS), donde las y los participantes comprendieron la necesidad de aplicarla, ya que ayudará a aumentar su producción y calidad de fruta de cacao, haciendo su actividad agrícola más rentable y generando sostenibilidad financiera para desarrollar sus iniciativas de conservación.

Preparación de abono

Siguiendo con la parte práctica del taller, los socios y socias de las tres asociaciones participaron activamente en el proceso de abonamiento en las parcelas demostrativas, además de realizar las podas de los cultivos de cacao. Finalmente, se hicieron acuerdos y se asignaron roles y tareas para continuar con las buenas prácticas en las tres parcelas modelo que serán monitoreadas y evaluadas durante 1 año, contando con la participación de 54 familias productoras de cacao.

Los talleres sirvieron para generar un ambiente de compañerismo entre productoras y productores, donde los y las 52 participantes se motivaron a realizar sus actividades agrícolas en conjunto, comprometidos en manejar y aprovechar de manera sostenible el fruto del cacao, para su posterior procesamiento y generación de valor agregado de todos los subproductos disponibles: mucílago, vena y cáscara de fruta.

Desde AMPA, estamos convencidos que Integra Cacao será un modelo optimizado que aplica los principios de la economía circular, y que permitirá financiar las labores de conservación voluntaria de más guardianas y guardines del bosque.

NOTA: Estas actividades son posibles gracias al valioso auspicio de Inter American Foundation.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*