Encuentra la nota original aquí

Foto: Minam

  • Se trata del Área de Conservación Privada “Comunidad Nativa San Jorge del Río Marañón”, del pueblo kukama kukamiria.

La comunidad nativa San Jorge del río Marañón ha sido reconocida como una nueva área de conservación privada (ACP) a perpetuidad. Se trata de una zona que forma parte del territorio ancestral del pueblo Kukama Kukamiria, y se ubica en la parte baja de la cuenca del Marañón, en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Pacaya Samiria.

Esta nueva ACP, con la que suman 29 en Loreto y 142 a nivel nacional, protege 1060.86 hectáreas de bosques primarios y bosques húmedos tropicales, espacio que corresponde a una parte del sector A del total del territorio de la comunidad.

San Jorge del Río Marañón, pertenece al pueblo indígena kukama, nombre que significa “gente de fuerza”. Haciendo honor a este significado, esta comunidad impulsó la iniciativa y hoy es una realidad, según anunció el Ministerio del Ambiente (Minam).

Esta ACP ha sido creada con el objetivo de proteger los bosques primarios y húmedos tropicales de los territorios ancestrales de los kukamas, así como las quebradas que la recorren, como la quebrada Sapira, que drena sus aguas negras al río Marañón, y la diversidad biológica que alberga.

Entre la biodiversidad de esta área resaltan especies como el mono choro y el cotomono, ambos categorizados como vulnerables por el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), o la huangana, una especie casi amenazada.

Foto: Ampa

Corredores de conservación

Loreto es el departamento con más ACP en el país. Alberga más del 20% de espacios protegidos bajo esta modalidad que promueve la participación ciudadana a través de iniciativas de conservación.

Estas iniciativas pueden ser impulsadas por personas naturales o jurídicas con el objetivo de que se reconozca un predio privado como un espacio destinado a la conservación de la diversidad biológica. De esta manera, estas áreas ayudan a crear corredores de conservación, ya que pueden conectar áreas protegidas de mayor extensión, disminuyendo la fragmentación de hábitats.

Con este reconocimiento, los guardianes de la comunidad nativa San Jorge se suman al trabajo de la Red de Conservación Amazónica (Racol) y a la Red de Conservación Voluntaria y Comunal “Amazonía Que Late”, que resguardan 33 mil y 1.5 millones de hectáreas respectivamente.

DATOS:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*