Zonas de vida de aves endémicas y áreas de restauración del bosque quedaron destrozadas por excavaciones de zanjas para la instalación de tuberías realizadas sin permiso en el Área de Conservación Privada Bosque de Churumazú. Desde la Red Amazonía Que Late, exigimos atención inmediata por parte de las autoridades y manifestamos nuestra indignación frente a lo sucedido.

En el 2017, el Estado Peruano reconoció Bosques de Churumazú como un Área de Conservacion Privada, administrada por su titular, Eduardo Jackson, con la firme intención de restaurar este espacio natural, reaprender a convivir con la naturaleza y compartir este sueño y esta profunda conexión con turistas y visitantes, a través del contacto con un ecosistema sano y rico en biodiversidad. El área alberga una gran diversidad de especies arbóreas nativas, palmas y palmeras, helechos, es el hábitat del amenazado oso de anteojos y de una gran cantidad de aves endémicas.

El ACP forma parte de la Red de Iniciativas de Áreas de Conservación de Oxapampa – RIACO, que cuida más de 18,000ha de bosques entre 16 iniciativas de conservación. Esta red regional es parte de la Red Amazonía Que Late, la red nacional de conservación voluntaria y comunal; que agrupa a 6 redes regionales en 8 regiones Amazónicas y Andinas del Perú (San Martín, Loreto, Amazonas, Ucayali, Madre de Dios, Pasco, Junín y Huánuco). Desde comunidades organizadas, asociaciones, rondas campesinas, pueblos indígenas, personas y familias, cuida 1.8 millones de hectáreas entre más de 145 iniciativas de conservación.

Conoce más sobre el Bosque de Churumazú en esta nota

©Patricia Reyna

Eduardo Jackson caminando entre los bosques del ACP, en un sendero que lleva a sitios privilegiados para observar aves. Este mismo sendero quedó cubierto por escombros de la obra de excavación

A mediados de la semana del 11 de octubre del presente año, un grupo de trabajadores contratados y supervisados por la Unidad Ejecutora Pasco Selva Central del Gobierno Regional de Pasco ingresó sin autorización ni los permisos respectivos del propietario al ACP Bosque de Churumazú a realizar excavaciones de zanjas profundas para la instalación de una tubería de agua de una obra pública que se viene desarrollando en el distrito de Chontabamba.  Estos ingresos no autorizados se han dado en repetidas oportunidades durante la ausencia del propietario, hasta el lunes 18 de octubre inclusive.

Cabe resaltar que la ejecución de estos trabajos al interior del ACP Bosque de Churumazú no fueron informados previamente al propietario y titular del área de conservación, y tampoco cuentan con los estudios ambientales necesarios por tratarse de un Área Natural Protegida (ANP) reconocida por el Estado Peruano (El ACP Bosque de Churumazú fue reconocida mediante R.M. No. 330-2017-MINAM).

Los avances de la obra en mención han generado daños e impactos muy importantes a la integridad del ACP Bosque de Churumazú, así como al ecosistema que allí se protege, afectando también su operatividad desde el punto de gestión, monitoreo de flora y fauna, actividades de restauración, desarrollo de actividades turísticas, entre otras.

La obra iniciada irregularmente por la Unidad Ejecutora Pasco Selva Central del Gobierno Regional de Pasco obligó al  titular a suspender todas las actividades turísticas que se desarrollan en el ACP, como son las caminatas de interpretación ambiental y de observación de aves. Varios senderos interpretativos han sido sepultados por la tierra y piedras extraídas en la excavación de la zanja. La suspensión de la actividad turística afectará de manera importante la sostenibilidad financiera del ACP.

Colibrí Verde y Blanco, endémico del Perú, observado desde el mirador que fue dañado por las obras.

Mirador principal de los recorridos de avistamiento de aves, dañado por la zanja excavada metros arriba

Algunas imágenes de aves y visitantes  registradas en la zona afectada por las obras

Se ha podido constatar con imágenes satelitales que la zanja excavada tiene aproximadamente una longitud de 545 metros lineales afectando tanto la Zona de Uso Limitado (ZUL) y la Zona de Uso Múltiple (ZUM) del ACP, como la zona de protección X que se encuentra dentro del predio.

Estas serias irregularidades y afectaciones al ACP Bosque de Churumazú ya han sido informadas a la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) del SERFOR quienes ya realizaron la respectiva constatación de los hechos en el área de conservación.

El titular del ACP Bosque de Churumazú está procediendo de acuerdo a Ley a realizar las respectivas denuncias ante la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental, así como las denuncias respectivas por ingreso no autorizado a propiedad privada y daños a la misma.

Desde la Red Amazonía Que Late, nos sumamos a la denuncia que está realizando el titular del área y exigimos atención inmediata por parte de las autoridades. Los proyectos de infraestructura representan una amenaza para la biodiversidad cuando no toman en cuenta la presencia de áreas de conservación en el territorio, un peligro con el que están lidiando en primera línea los guardianes voluntarios del bosque.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*