La pandemia no ha detenido la deforestación, pero los Guardianes y Guardianas de la Red de Conservación Voluntaria y Comunal de San Martín siguen vigilando sus bosques junto con sus aliados y autoridades competentes.

La Concesión para Conservación Chullachaqui Renacal de Santa Elena abarca un ecosistema de 1,235.32 ha de bosques inundables, de aguajales, renacales y tangaranas, y se encuentra bajo la custodia de las guardianas y los guardianes de la Asociación para la Conservación del Aguajal y Renacal Río Romero – ACARR desde el año 2018, con R.D.E N° 275-2018-GRSM/ARA/DEACRN. Siguen firmes en su compromiso de cuidar sus bosques, cumpliendo  con los objetivos planteados en su Declaración de Manejo (DEMA).

Según las alertas GLAD proporcionadas por la plataforma Global Forest Watch (GFW), desde el mes de junio se han visualizado cambios de cobertura boscosa dentro del área, principalmente en el sector cercano a la desembocadura del río Negro hacia el río Mayo. En ese sentido, a solicitud de la ACARR, el 06 de agosto se desarrolló un patrullaje especial con la participación de la Autoridad Regional Ambiental-ARA y la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental-FEMA, y el apoyo técnico de la Asociación Amazónicos por la Amazonía – AMPA. Cabe mencionar que el trabajo se realizó respetando estrictamente las medidas de bioseguridad (distanciamiento social y equipos de protección).

Los daños e impactos a la cobertura boscosa fueron evaluados mediante sobrevuelos con un drone, registrando fotos y videos de la zona afectada, que representa un total de 5.06 hectáreas. Se emplearon además técnicas de sobrevuelos programados (fotogrametría), generando imágenes de alta resolución e información georreferenciada para calcular con precisión la superficie total afectada. Se constató la tala de especies forestales maderables y no maderables, como el renaco, cumala, rifari, capirona, bolaina y moena.

La información del patrullaje fue registrada con el aplicativo Forest Watcher, que permite monitorear los bosques sin necesidad de tener acceso a internet, generar tracks (recorridos), fotos y coordenadas de las áreas intervenidas. El equipo de AMPA y su unidad de monitoreo & SIG viene trabajando de la mano con la Red de Conservación Voluntaria y Comunal de San Martín y las iniciativas de conservación que la conforman, brindando apoyo técnico y legal y juntando fuerzas para conservar la biodiversidad en la Amazonía peruana.

Por disposición del fiscal a cargo de la diligencia, la ARA se procedió a incautar 65 tablas de madera aserrada de la especie cumala encontradas al interior de la concesión para conservación,  un total de 325 pies tablares que fueron trasladadas al centro de interpretación de la ACARR y puestos en custodia temporal.

Finalizando el patrullaje, los participantes se comprometieron a seguir aportando con los elementos de convicción que permitan a la FEMA continuar con su investigación. La asociación ACARR mantiene su determinación en su compromiso con los trabajos de control y vigilancia, a pesar de las limitaciones propias del contexto de la pandemia del COVID-19.

Debido a la crisis sanitaria y las dificultades sociales y económicas que acarrea, muchas personas se involucran en el negocio ilegal de la madera  y está aumentando la presión sobre las iniciativas de conservación. Por lo tanto, es fundamental trabajar y reforzar acciones conjuntas de control y vigilancia entre la sociedad civil y las autoridades. AMPA, la Red de Conservación Voluntaria y Comunal de San Martín, la Red Amazonía Que Late, con el apoyo de la Fiscalía en Materia Ambiental y la Autoridad Regional Ambiental ARA San Martín, seguimos firmes en el trabajo de protección de los ecosistemas que son esenciales para nuestra supervivencia.

 

Dato: La Red de Conservación Voluntaria y Comunal de San Martín viene protegiendo más de 670,000 ha de bosques. La conforman 41 áreas iniciativas de conservación, entre áreas de conservación privada y concesiones para conservación otorgadas a comunidades organizadas por 40 años renovables, cuyo objetivo principal es resguardar el patrimonio natural, forestal y de fauna silvestre. Esta red es impulsada por la sociedad civil, por las comunidades de a pie que cuidan la biodiversidad en sus territorios de manera voluntaria.

 

NOTA: Estas actividades han sido realizadas gracias al valioso auspicio del Andes Amazon Fund, y de World Resources Institute & Global Forest Watch Small Grant Fund.

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*