La Red “AMAZONÍA QUE LATE”, reúne a 6 redes amazónicas, de Amazonas, Madre de Dios, Loreto, San Martín, Ucayali y Oxapampa, que conservamos voluntariamente más de 1.5 millones de hectáreas, en 137 Áreas de Conservación Privada, enmarcadas en la Ley de Áreas Naturales Protegidas, y Concesiones Forestales de Conservación y de Aprovechamiento Sostenible del Bosque, otorgadas según la Ley Forestal y de Fauna Silvestre. Somos más de 10 mil familias comprometidas y coherentes, que pertenecemos a Comunidades Nativas y Campesinas, Rondas Campesinas, Asociaciones de Productores, Sociedad Civil Organizada, Población Organizada, que voluntariamente, sin un sol del estado[1], estamos dando nuestros recursos, nuestro tiempo, nuestro esfuerzo e incluso nuestras vidas para la defensa y el resguardo de nuestro patrimonio natural y cultural en beneficio de todas las peruanas y todos los peruanos, y de la humanidad. Adicionando las áreas de otras regiones con los mismos objetivos y compromisos, que no están en la Red, la conservación voluntaria y comunal en el Perú representa más de 1.8 millones de hectáreas manejadas de forma sostenible por una ciudadanía que ama al país, que ama al Perú Natural, que no es indiferente y que sueña con un país que logra un desarrollo sostenible, justo, solidario y sano; y eso no lo podremos lograr si seguimos atentando contra nuestro ambiente, nuestros recursos naturales, nuestra biodiversidad, nuestra casa común.

El asesinato de Roberto Carlos Pacheco Villanueva, ocurrido el 11 de setiembre del presente año, es un hecho que lamentamos profundamente las y los que sabemos lo difícil que es cuidar nuestros bosques sin el apoyo del Estado. Roberto fue asesinado después de haber pedido garantías para su vida, desde el 2012, sin ser atendido; y de haber realizado numerosas denuncias por delitos ambientales ocurridos en la concesión forestal que gestionan desde el año 1995. Roberto Carlos Pacheco Villanueva era hijo del conocido ambientalista Demetrio Pacheco, actual vicepresidente del Comité de Gestión de la Reserva Nacional Tambopata, luchador incansable en contra de la minería ilegal en Madre de Dios. Él y su padre habían recibido amenazas de muerte por mineros ilegales e invasores de su concesión forestal. Desde la Red de conservación voluntaria y comunal “AMAZONÍA QUE LATE” hacemos llegar nuestro profundo pesar al señor Demetrio Pacheco y familia, y nos comprometemos a seguir luchando por los bosques que su hijo tanto protegió.

Pero este atentado contra la vida de uno de los nuestros es lo que encabeza la lista de actos delictivos y amenazas recurrentes contra nuestra propia vida. Solo en este año han asesinado a 4 defensores ambientales; han pretendido invadir para tráfico de tierras o cultivos ilegales y han realizado tala ilegal en concesiones para conservación y áreas de conservación privada en San Martín, Loreto y Ucayali;  ha habido incendios provocados adrede en la áreas de conservación privada y comunal en Amazonas y Madre de Dios, uno de los últimos, el incendio provocado en el área de Conservación Privada (ACP) “K’erenda Homet: Nature Reserve”, ubicado también en la Zona de Amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata, propiedad del Sr. Víctor Zambrano y también presidente del Comité de Gestión de la Reserva Nacional Tambopata.

No hay duda de que en el Perú las defensoras y los defensores ambientales nos encontramos en total indefensión. No recibimos las garantías y protección necesarias ante las constantes amenazas que recibimos por ser guardianes, defensores y custodios de los bosques y de la vida que albergan. Estas amenazas provienen de personas y mafias dedicadas a actividades ilegales (minería, tala, cultivos ilícitos, tráfico de tierras, entre otros), actividades que el Estado tiene la obligación de perseguir, identificar a los responsables y sancionar con todo el peso de la ley.

En este sentido exigimos:

  1. Que se haga justicia y sancionen con todo el peso de la ley a los asesinos de nuestro hermano y defensor ambiental Roberto Carlos Pacheco Villanueva, al igual que a los hermanos Arbildo Meléndez de Huánuco; Gonzalo Pío de Junín; Lorenzo Wampagkit de Amazonas; quienes también fueron asesinados por defender su territorio en lo que va del año.
  2. Que el Congreso de la República deje de lado los intereses personales y de grupos económicos, e implementen medidas específicas para proteger a las defensoras y los defensores ambientales, y les permitan contar con garantías para sus vidas.
  3. Que el Estado peruano visibilice y reconozca la importancia de la conservación voluntaria y comunal, brindando soporte institucional y atención, en las denuncias que realice, en el cumplimiento de sus funciones y obligaciones.
  4. Que se ratifique el Acuerdo de Escazú en el Perú, acción que es urgente ya que es el primer tratado de derechos humanos que reconoce a las defensoras y los defensores ambientales y la necesidad de establecer mecanismos de protección. Desde la Red de conservación voluntaria y comunal “Amazonía que Late”, pedimos al Congreso de la República se concentre en aprobar medidas que sean de interés nacional, dejando de lado los intereses personales que agravan aún más la crisis nacional.

Manifestamos nuestra total disposición para unir esfuerzos y denunciar los delitos ambientales existentes, sin miedo, y acompañar a las autoridades para que cumplan con su deber. Asimismo, a construir conjuntamente medidas concretas para la protección efectiva de las defensoras y los defensores ambientales en el país. Amamos al Perú con todas nuestras fuerzas y en este contexto de crisis climática y ambiental, sabemos que la única forma de sobrevivir es cuidando nuestra casa común, y entendiendo de una vez por todas que nuestros bosques y nuestra biodiversidad son nuestro mayor activo y la conservación y manejo sostenible nuestra mejor inversión.

Siendo, las 4 pm del lunes 14 de setiembre del 2020, suscribimos el siguiente pronunciamiento:

  • RED NACIONAL DE CONSERVACIÓN VOLUNTARIA Y COMUNAL “AMAZONIA QUE LATE”
  • RED DE CONSERVACIÓN AMAZONICA DE LORETO (RACOL).
  • RED DE CONSERVACIÓN VOLUNTARIA DE AMAZONAS (RED AMA).
  • ASOCIACIÓN BIORED DE CONSERVACIONISTAS DE LA REGIÓN UCAYALI (BIORED UCAYALI).
  • ASOCIACIÓN DE CONCESIONARIOS FORESTALES MADERABLES Y NO MADERABLES DEL DEPARTAMENTO DE MADRE DE DIOS (ACOMAT).
  • RED DE INICIATIVAS DE ÁREAS DE CONSERVACIÓN DE OXAPAMPA (RIACO).
  • RED DE CONSERVACIÓN VOLUNTARIA Y COMUNAL DE SAN MARTIN (RCVCSM).

[1] Al Estado Peruano le representamos un ahorro de 11.5 millones de soles por año, solo en labores de control y vigilancia.

4 Comments, RSS

  • Rafael Pilares Mariscal

    says on:
    15 septiembre, 2020 at 3:35 pm

    Me solidarizo con el pronunciamiento, porque igualmente somos conservacionistas voluntarios en esta parte sur del país.

  • Luis Tejada Pardo

    says on:
    15 septiembre, 2020 at 11:54 pm

    Que se haga justicia!

  • Mariella Corvetto

    says on:
    16 septiembre, 2020 at 4:29 pm

    Salvemos la Amazonia, exigimos a las autoridades que tomen acción para la protección de familias enteras que están expuestas a estas amenazas por salvar nuestra tierra y sus recursos naturales…

  • Tomas Polinar Montesino

    says on:
    17 septiembre, 2020 at 12:11 pm

    Soy amantes de la naturaleza y felicito a este grupo por esta gran iniciativa de defendef el bosque, nuestro bosque y Biodiversidad.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*