Nueve comunidades acuerdan pagar 1 sol por caja de agua como retribución por los servicios ecosistémicos que ofrece la concesión para conservación Bosques de Maná Hermoso

Y se hizo la luz. Tras meses de sensibilización y jornadas de socialización, las comunidades de Nuevo Horizonte, Primavera, Nuevo Casma, Nuevo Pataz, Bolívar, Nuevo San Antonio, Maná Hermoso y Challuayacu acordaron abonar mensualmente 1 sol por caja de agua para apoyar las tareas de control y vigilancia en la concesión para conservación Bosques de Maná Hermoso.

MAS NOTAS AMPEANAS: El Sangapillal renace y su gente lo hace

El llamado “Fondo Verde” será recaudado y operado con una contabilidad separada por la Junta Administradora de Servicios de Saneamiento (JASS) denominada “Agua, Salud y Vida Valle Nuevo Horizonte”. Esta asociación sin fines de lucro administra y mantiene el sistema de agua, pero sus labores de recaudación serán supervisadas y fiscalizadas por un Comité Gestor que empezará a funcionar en marzo y que integrarán un representante de cada comunidad.

El incentivo económico servirá para cubrir los requerimientos para actividades de control y vigilancia de la Asociación de Conservación Bosques de Maná Hermoso (ACOBMAH) y demás actores como las bases ronderiles que ayudarán a reguardar las coberturas boscosas.  Para ello, se les brindará herramientas, insumos y jornales debidamente planificados que serán subvencionados por el  Mecanismo de Retribución por Servicios Ecosistémicos (Mereseh).

 

“Tenemos el privilegio de vivir en la Amazonía, pero si no evitamos la destrucción de los bosques, prácticamente nos quedaremos sin nuestras fábricas de agua y las consecuencias serán alarmantes”, enfatiza Betzabeth Chávez mientras los vecinos de la comunidad Nuevo Pataz asienten con la cabeza y dicen que de esa manera se asegura la salud del bosque.

Chávez forma parte del equipo que Amazónicos por la Amazonía (AMPA) envió a socializar el Mecanismo de Retribución por Servicios Ecosistémicos (Merese) con más 800 vecinos de las comunidades que se benefician del agua del río Batán -formado por las quebradas Oso y Águila Blanca- y que nace dentro de la Concesión para Conservación Bosques de Maná Hermoso.

Esta agua abastece a las comunidades de Nuevo Horizonte, Primavera, Nuevo Casma, Nuevo Pataz, Bolívar, Nuevo San Antonio, Maná Hermoso, San Miguel y Challuayacu. Y si todo marcha como se ha programado desde abril se iniciarían los aportes para apoyar las tareas de vigilancia en la concesión tocachina.

Por eso, el equipo ampeano que también integraron Rocío Catunta y Alicia Medina estaba más que satisfecho con los logros alcanzados en la reciente visita de campo. Se concretó la disposición del apoyo económico para el cuidado del área y se sensibilizó sobre la necesidad de proteger la microcuenca Batán, gracias al apoyo de Andes Amazon Fund.

Al respecto, Rocío Catunta, indicó que el éxito del mecanismo “radica en una JASS fortalecida en planificación y gestión, en eso estamos trabajando”. En ese sentido, AMPA colabora con un plan estratégico comunicacional que será socializado por Alicia Medina en diversas comunidades del área de influencia.

Cabe señalar que en este proceso la JASS de Nuevo Horizonte se ha convertido en un actor importante para la conservación de los recursos hídricos, pues recientemente presentó su plan operativo y reglamento interno, logrando que ambos sean aprobados. Ahora el reto es continuar sensibilizando a la población para promover una cultura del agua de forma sostenible y que el Mereseh de la microcuenca sea una realidad.

Pdta: El área de conservación Bosques de Maná Hermoso alcanza las 5 mil 425 hectáreas

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*