La concesión para conservación Bosques de la Bella Durmiente otorgada en diciembre 2018 está ubicada en la provincia de Rioja, departamento de San Martín. La Asociación de Productores Agropecuarios Miguel Grau (APAMIGRA) conserva 2393.45 ha de bosques húmedos de montañas altas de la cuenca del río Mayo, parte de la zona de amortiguamiento del Bosque de Protección Alto Mayo y hábitat de especies como el oso de anteojos (Tremarctos ornatus) en peligro de extinción, mono choro de cola amarilla (Lagothix flavicauda) en peligro crítico de extinción y el gallito de las rocas (Rupicola peruviana), así como una gran diversidad de reptiles y anfibios, con el objetivo de asegurar el suministro hídrico constante que les brinda el área y otros bienes del bosque con los cuales se beneficia la población.

El 17 de enero 2019, se realizó un taller de elaboración participativa de la declaración de manejo de la Concesión para Conservación Bosques de la Bella Durmiente. Este documento es un instrumento de planificación esencial para el área y sus guardianes, ya que define por un periodo de 05 años los programas y actividades a cumplir. El evento estuvo dirigido por un equipo conformado por Marco Paulo Gutiérrez Canales, Diego Rado Tipte, Milagritos Zamora Ramírez y Mónica Torres Dávila por parte de Amazónicos por la Amazonía (AMPA), y contó con la participación de los miembros de la APAMIGR.

Tras repasar los objetivos y los objetos de conservación de la concesión para conservación, se establecieron las actividades que realizarán los miembros de APAMIGRA en materia de investigación, educación, participación local, control y vigilancia del área, entre otros. La actividad fue participativa, los productores establecieron los plazos a cumplir para cada una de las actividades. Al final, se desarrolló un ejercicio de mapeo participativo, donde a través de la zonificación, se establecieron los espacios para desarrollo de investigaciones y posible actividad turística, entre otros.

El caserío Miguel Grau, hogar de los concesionarios, recibió el reconocimiento de “comunidad saludable modelo” por parte de la Municipalidad Provincial de Rioja y la Red de Salud Rioja, debido a su trabajo vinculado a buenas prácticas saludables y el ordenamiento de su comunidad. Se caracteriza por el trato hospitalario de sus habitantes y sus casas ordenadas y adornadas con plantas ornamentales que los mismos socios de APAMIGRA propagan.

A través de la concesión para conservación, los miembros de APAMIGRA buscan preservar sus bosques colindantes para las futuras generaciones. Con su primera declaración de manejo, se dibuja más netamente el camino a seguir para la asociación.

NOTA: el apoyo brindado por AMPA a la propuesta de concesión para conservación es posible gracias al valioso apoyo de Andes Amazon Fund.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*