18010482_10211088540521456_2818710042428482724_n

Iniciativa busca abrir nuevos negocios con el uso sostenible del coco

Cuando asumimos el compromiso de administrar un área de conservación, nuestros sueños e ideales no terminan con el papel que nos declara administradores del lugar. El trabajo continúa, y nuestros guerreros de las  Concesiones para Conservación El Quinillal, Valle del Biavo y Ojos de agua, lo saben; actualmente ellos trabajan por abrir negocios alternativos para la sostenibilidad de sus áreas.

En el marco del proyecto “Sustainable community based conservation in the Peruvian Amazon”, impulsado por AMPA gracias al apoyo de Andes Amazon Fund; asociaciones para la conservación trabajan en la implementación de una planta de procesamiento de coco y derivados, con la finalidad de aprovechar adecuadamente este fruto que abunda en la zona de influencia de las concesiones que resguardan cerca de 20, 000 hectáreas de bosques secos del Huallaga Central, y que de ahora en adelante será la apertura hacia nuevos negocios sostenibles con el bosque en pie.

Este trabajo conjunto entre la Asociación de Protección Ambiental del Bosque “El Quinillal” (APABOQUI), Asociación Bosques del Futuro “Ojos de Agua” (ABOFOA), Asociación de Conservación y Protección Ecológica “El Valle del Biavo” (ACOPEC) y AMPA, ha permitido la conformación del consorcio COCOBOSQUE, que contribuirá con el desarrollo de la cadena de valor de este producto, como mecanismo de autogestión en estas iniciativas de conservación. Actualmente, de manera participativa se ha desarrollado y definido el protocolo de beneficio de compra de coco bajo los estándares establecidos para manufactura de alimentos.

La planta que se implementará estará diseñada bajo las normativas del SENASA y DIGESA, y tendrá una capacidad de beneficio de 80,000 cocos por mes. Finalmente, se logrará articular al mercado un producto de excelente calidad, 100% orgánico y sostenible. Un porcentaje de las utilidades obtenidas en el desarrollo de esta cadena permitirá la implementación de sistemas de control y vigilancia en las concesiones beneficiarias.

El compromiso y dedicación de estos “guerreros” inspira y motiva a seguir adelante, más aún cuando escuchamos de uno de los socios mencionar “Seguimos avanzando con mucho amor y compromiso para conservar nuestros bosques… enlazando vínculos de amistad y de trabajo… Proyecto “coco” en marcha...”.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*