En la región San Martin, en la provincia de Rioja, en el distrito de Posic se ubica la Concesión para Conservación Chullachaqui Renacal de Santa Elena, donde los guardianes y guardianas de la Asociación para la Conservación del Aguajal y Renacal Río Romero – ACARR conservan 1,235.32 ha en las que habitan la lupuna blanca, mono tocón de San Martín, ayaymama gigante y huasca renaco. Vigilar este territorio implica un trabajo articulado donde los concesionarios vienen sumando esfuerzos para contribuir en la conservación de la zona.

Los días 9 y 10 de mayo, el equipo de AMPA visitó el sector El Marona I y El Edén debido a la preocupación de los socios, ya que pobladores cercanos a la concesión indicaron el ingreso de personas no autorizadas, para realizar actividades que están en contra de los objetivos de la concesión para conservación Chullachaqui Renacal Santa Elena.

Las actividades se realizaron en dos fases: en la primera, se buscó determinar la zona por donde se realizaría el ingreso, aquí los guardianes se valieron de de tecnologías especializadas en monitoreo y vigilancia a través de imágenes satelitales y alertas de pérdida de bosque recabaron toda la información necesaria para determinar los sucesos y dar acción inmediata. En la segunda fase se realizó el informe de patrullaje conteniendo mapas, fotografías, coordenadas, así mismo el recorrido para su posterior ingreso a la ARA y de esta forma tomar las medidas del caso.

El patrullaje para ambos sectores buscó visualizar las zonas y determinar el estado de conservación, para el caso del sector el Edén, el patrullaje se realizó desde las instalaciones de Santa Elena navegando el rio Negro, en el que se realizaron vuelos con dron obteniendo fotografías aéreas que servirán para las acciones posteriores que se presentarán en el informe de patrullaje. Para el caso del sector Marona I la ruta se realizó desde las instalaciones de Santa Elena por carretera para llegar a este sector, en este patrullaje se pudo constatar que las actividades de ampliación de la agricultura no se realizan dentro de la concesión, aun así, los guardianes dieron a conocer los límites del área.

Además, es importante recordar que la asociación viene realizando patrullajes para reforzar las actividades de control y vigilancia en pro de la conservación, firmes en su objetivo de contribuir con el mantenimiento del caudal hídrico del río Romero y las lagunas que existen dentro del área, así como la preservación de los servicios ecosistémicos que brindan los aguajales y renacales del Alto Mayo.

Los socios de la concesión confían en que se pueda realizar un trabajo articulado para poder tener resultados óptimos, así mismo dieron a conocer su preocupación ya que el ingreso de las personas hacia este sector se estaría dando por Sauce, por lo cual exhortan el interés por las autoridades de este distrito.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*