Cooperativa Amazónica de Conservación Voluntaria y Comunal reúne administradores de concesiones para conservación y áreas de conservación privada

Los productos de la biodiversidad con sabor a conservación cada vez están más cerca de llegar a las casas de todos los peruanos. Representantes de las áreas de conservación de bosques que integran la Cooperativa de Servicios Múltiples, se reunieron en Moyobamba para definir su plan de trabajo 2018 y evaluar las potencialidades de más de 20 productos y servicios como nuevos modelos de negocio -asociados a la conservación- que pueden ofertarse al Perú y el mundo.

MÁS NOTAS AMPEANAS: ¿Qué hay detrás de la titulación de comunidades nativas en San Martín?

La flamante cooperativa es única en el Perú y reúne a defensores de bosques de la región San Martín. Como primeros pasos se consensuó en la necesidad de construir su marca, capacitar en economía circular, brindar pasantías y desarrollar cadenas de valor agricultores y productores que agrupa la cooperativa.

Se acordó también iniciar la consolidación de sus productos y servicios ecosistémicos. Entre los que ya cuentan con cierto nivel de presencia en el mercado nacional, pero a escala muy reducida aún, podemos citar el queso y carbón de coco de Ojos de Agua, miel de abeja de Alto Huayabamba y Chuacullo, mucílago y miel de cacao del Gran Semacache, turismo vivencial y ecoturismo en Tambo Ilusión, café orgánico de Jardines Angeles del Sol, granos andinos, callampas y aguaje.

Esos son sólo algunos de los productos y servicios que trabajan los socios de las concesiones para conservación y áreas de conservación privada, 16 de las cuales se unieron para formar la cooperativa que tiene como ADN la defensa de la amazonía dentro del enfoque protección-producción-inclusión.

En la asamblea ordinaria también se acordó impulsar el ecoturismo teniendo como primeros escenarios a Ojos de Agua en Picota y Tambo Ilusión en Tarapoto, por lo avanzada de su plataforma turística. Entre los atractivos que ofrecen estas concesiones está el avistamiento de aves y el paseo por puentes colgantes a más de 30 metros de altura entre las copas de los árboles y el tránsito de monos.

También se designó las cabezas de la estructura cooperativista y se decidió impulsar la escuela de campo para los hijos de los defensores de los bosques andino amazónicos. Asimismo, concluyeron en la necesidad de desarrollar la formulación participativa de fondos no reembolsables y contar con una sostenibilidad financiera que permita el control y vigilancia en las concesiones. Todo esto fue posible gracias al soporte de Amazónicos por la Amazonía (AMPA) con el apoyo de Andes Amazon Fund.

Como se recordará, el 6 de setiembre pasado se creó la Cooperativa Amazónica de Conservación Voluntaria y Comunal de San Martín. La idea es que esta plataforma ofrezca servicios y productos innovadores, orgánicos, con valor agregado y de bosques no maderables y ecosistemas acuáticos.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*