La zonificación forestal es un proceso clave para el ordenamiento territorial. Mediante este proceso obligatorio, técnico y participativo, se delimitan las tierras forestales. Determina las potencialidades y limitaciones para el uso directo e indirecto de los ecosistemas forestales y otros ecosistemas de vegetación silvestre, incluyendo el mantenimiento de su capacidad para brindar bienes y servicios ecosistémicos, definiendo las alternativas de uso de los recursos forestales y de fauna silvestre.

El Equipo Técnico Multidisciplinario de la Zonificación Forestal (ETM-ZF) de San Martín aprobó, los días 4 y 5 de octubre, 31 ecosistemas priorizados para la conservación de la biodiversidad (EPCB). Este trabajo se vino desarrollando desde el mes de febrero.

Los 31 EPCB priorizados forman parte de una lista inicial de 49, identificados en el estudio del mismo nombre, elaborado como parte del proceso de zonificación forestal que se lleva a cabo en la región. Los ecosistemas priorizados son ecosistemas frágiles que constituyen áreas prioritarias para la conservación. Su identificación se realiza a través de la aplicación de un protocolo que permite identificar la relevancia biológica y el estado situacional de cada propuesta.

El proceso de selección se realizó con la participación, junto a los miembros del ETM-ZF, de representantes del Ministerio de Cultura, del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), de las ONG CIMA y AMPA – Amazónicos por la Amazonía, y de consultores de proyectos de cooperación internacional que apoyan el proceso de zonificación forestal.

Esta lista será socializada ante la Red de Conservación Voluntaria y Comunal de San Martín y los representantes de Zonas de Conservación y Recuperación de Ecosistemas el día 22 de octubre. El 24 del mismo mes se presentará ante el Comité Técnico del proceso de zonificación forestal de la región.

NOTA: La zonificación forestal es ejecutada por el Gobierno Regional de San Martín con la asistencia técnica del SERFOR, y se lleva a cabo en el marco de las actividades de apoyo a la Declaración Conjunta de Intención que realizan el Ministerio del Ambiente y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, gracias a la cooperación de Noruega, a través del proyecto PNUD-DCI.

 

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*