Antes se tenía que caminar horas de horas para dar con los lugares donde los taladores habían provocado una tragedia: hectáreas de bosque arrasadas por manos asalariadas. Antes se tenía que correr, afinar el olfato y persignarse para dar cuanto antes con los focos de incendio en medio de la montaña.

MAS NOTAS AMPEANAS: Dos concesiones, un camino

Lo bueno es que eso era antes. Ahora, el acceso a la tecnología permite georeferenciar en tiempo casi real los lugares específicos donde se generan siniestros o donde ocurre una tragedia ecológica. Y es que, gracias a plataformas interactivas de monitoreo y algunas herramientas como GPS, mapas, brújulas y drones, el trabajo de control y vigilancia mediante el uso de estas alertas tempranas es más efectivo y menos costoso a largo plazo.

Conocedores de esa herramienta y ante el pedido de la Red Amazónica de Conservación de Loreto (Racol), el equipo técnico de Amazónicos por la Amazonía (AMPA) capacitó durante dos días a integrantes del colectivo loretano, gracias al apoyo de la Municipalidad de Maynas y nuestro cooperante Andes Amazon Fund.

La primera jornada del taller “Implementación del sistema de alertas tempranas de deforestación a los miembros de la Racol”, sirvió para presentar la propuesta de hoja de ruta trabajada por la Unidad de Monitoreo y Sistema de Información Geográfica de AMPA para la atención alertas de deforestación y fuego. El objetivo fue recabar opiniones y sugerencias que permitan diseñar un protocolo para la implementación del sistema de control y vigilancia de manera conjunta en las iniciativas de conservación.

Además, los participantes fortalecieron sus capacidades en el manejo de herramientas y equipos orientados a la recopilación de medios de verificación en sus actividades de control y vigilancia. Asimismo, se adiestraron en el uso de las alertas de deforestación y fuego, en tiempo casi real, mediante la plataforma interactiva de Global Forest Watch.

El segundo día fue utilizado precisamente para practicar los conocimientos adquiridos en el manejo de GPS, lectura de mapas, brújula y drone. Para ello, los participantes y el equipo técnico de AMPA se trasladaron hasta la concesión para conservación Dos de Mayo de Muyuy. Desde la pantalla de la tablet, en el mando de control del dron, los defensores de los bosques pudieron observar la inmensidad del área de conservación a más de 120 metros de altura. Sin duda, una gran herramienta que revolucionará el trabajo de control y vigilancia de nuestros bosques.

El dato: El equipo técnico de AMPA estuvo conformado por Rita Vilca, Jorge Fachín y Surecht Ruiz.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*